El marketing y la publicidad

La distinción entre marketing y publicidad es a menudo errónea. Al fin y al cabo, el objetivo de ambas actividades es vender un bien o un servicio.

No, hay una distinción. Tomemos como ejemplo las 4P's del marketing o la mezcla de marketing, para ayudarte a comprenderlo.

Los cuatro componentes fundamentales de una estrategia de marketing -precio, plaza, producto y promoción- estas deben estar equilibrados entre sí para que tu marca tenga éxito con el mercado objetivo.

  • Debes tener en cuenta los costes de la empresa y los beneficios previstos al desarrollar la P de Precio, así como la demografía del público objetivo y su disposición a pagar.
  • La P de Plaza se refiere a los lugares donde vendes los productos, como una tienda real o en línea, así como los canales de distribución y almacenamiento.
  • Las estrategias para la P de Producto se centran en las cualidades físicas (color, forma, embalaje) e intangibles (calidad, reputación, estatus) del producto.
Sin embargo, En la P de Promoción, es donde entra en juego la publicidad, ya que esta interviene para llegar al público objetivo con ayuda de sus tácticas de divulgación de productos. Una de estas tácticas es la publicidad, pero también puede incluir otras cosas como los patrocinios, las relaciones públicas, las acciones de consultoría de impresión, etc.

La publicidad se centra en persuadir al público objetivo, mientras que el marketing se ocupa más de comprenderlo y establecer tácticas para atenderlo.